Buscar
Propiedades de la pera

Propiedades de la pera | Beneficios nutricionales de consumirla

Mucho se habla de las manzanas y de todas las propiedades benéficas que estas encierran en su interior. Sin embargo, hay frutas que pueden ser tanto o incluso más beneficiosas para la salud. Las propiedades de la pera quedan eclipsadas por la popularidad de esta fruta primeramente comentada.

Tratando de corregir lo anterior, vale la pena resaltar aquellas propiedades de la pera que benefician al cuerpo humano. Vamos a demostrar, de forma tajante y precisa, qué tienen las peras para ofrecer a sus consumidores.

Beneficios nutricionales y propiedades de la pera

La pera es de esas frutas que cuentan con un gran repertorio vitamínico que las hace perfectas para ser consumidas a cualquier edad y en cualquier momento del día. Dicha fruta, incorpora cerca de 41 calorías por cada 100 gramos. Además, contienen entre 12% y 16% de azúcares, que varía dependiendo del tipo de pera que estés consumiendo (hay una gran cantidad de tipos de peras en la actualidad).

Independientemente del tipo de pera del cual se esté hablando, todas incorporan una serie de propiedades que vale la pena resaltar, siendo estas las siguientes:

  1. Alto contenido en vitamina C: Una pera promedio contiene aproximadamente 7 miligramos de vitamina C. Equivale al 10% de la recomendación diaria que se debe consumir de la vitamina.
  2. Fruta antioxidante: A parte de la vitamina C, las peras tienen un cóctel de sustancias bio-activas que actúan como antioxidantes. Ayudan a fortalecer los tejidos de la piel, el cabello y los huesos. ¡Es una fruta perfecta para proteger a los niños de enfermedades infecciosas!
  3. Alto contenido en potasio: Este mineral en particular tiene una función muy importante que es la de hidratar el cuerpo. Para que esta hidratación se mantenga adecuada en el organismo, los niveles de sodio y potasio deben mantenerse equilibrados.
  4. Fuente excelente de fibra soluble: Otra de las propiedades de la pera que vale la pena considerar es la de ser una excelente fuente de fibra soluble. Se vincula con el control del colesterol y la disminución del riesgo cardiovascular. ¡Esta fibra también es excelente para fomentar el desarrollo de la microbiota!
  5. Previene inflamaciones metabólicas y del intestino: Esta propiedad en concreto también deriva de la cantidad de fibra soluble que tiene la pera en su interior. Aunque no lo parezca, esta fruta es capaz de prevenir la absorción del colesterol una vez se integra al organismo humano. Logra prevenir también la hipercolesterolemia y las enfermedades cardiovasculares.
  6. Ayudan a perder peso y al sistema inmunológico: Las peras son frutas bajas en calorías. Tienen gran cantidad de agua y fibra que permiten a la persona que la consuma alcanzar un estado de saciedad mucho más rápido. ¡Esto te llevará a comer menos y a adelgazar en el proceso! También, debido a los flavonoides antioxidantes y vitamina C ya mencionados, es ideal para estimular la producción de glóbulos blancos y así mejorar el sistema inmunológico.
propiedades de la pera

Otras ventajas nutricionales y propiedades de la pera

  • La pera es una fuente de fortalecimiento para los glóbulos rojos por su contenido de hierro. Es la fruta indicada para tratar la anemia.
  • Esta fruta puede regular la función intestinal. Facilita la buena digestión y tiene función astringente en el caso de que se tenga diarrea.
  • Muchos especialistas recomiendan las peras a personas con bocio, esto gracias a su alto contenido en yodo.
  • Las peras pueden fomentar el buen funcionamiento de los riñones. Es una fruta ideal para aquellos que sufren de enfermedades renales.
  • Esta fruta también es considerada como una fuente de energía rápida. Es una fruta muy bien tolerada por los diabéticos gracias a la alta presencia de levulosa en su composición.

¿Qué te han parecido estas propiedades de la pera? Sigue leyendo si quieres saber más.

Tipos de pera con más beneficios nutricionales

Todos los tipos de pera son recomendados de consumir ya que, en esencia, todas las peras comparten las mismas propiedades. Sin embargo, si hay que inclinarse por un tipo de pera en concreto, entonces encontrarás que la mayoría de especialistas en el área recomiendan el consumo de los siguientes tipos de peras:

  • Pera blanca de Aranjuez: Se caracteriza por su tamaño mediano y por un color verde poco intenso acompañado de una piel limpia y brillante. Posee una carne jugosa y semillas pequeñas.
  • Pera Conferencia: Es una una variedad de pera de origen inglés con un tamaño mediano y una forma alargada. Cuenta con piel fina, áspera y se caracteriza por tener tonalidades marrones y verdes.
  • Pera Limonera: Conocida de esta manera gracias a su color amarillo en su piel. Se trata de una pera proveniente de Italia (originariamente) y tiene un tamaño bastante grande en comparación a otras clases de pera. ¡Su carne es bastante suave y jugosa!
  • Pera Ercolina: Son las peras más atractivas visualmente hablando, gracias a su forma de lágrima y su color amarillo con tonos rojizos. Cuenta con piel suave, brillante y lista, teniendo un sabor dulce con un cierto punto de acidez.

Es posible que ninguna de estas peras más recomendadas se pueda dar cerca de tu localidad. Si es así no tienes de qué preocuparte, ¡puedes consumir la variante de pera local que esté a tu alcance!

Cómo comer peras para aprovechar sus propiedades

Con todo lo ya comentado ha quedado en evidencia que las propiedades de la pera son suficientes para considerar a esta fruta como algo realmente digno de consumir todos los días, si es que es posible. No obstante, si realmente se planea comer peras para aprovechar sus propiedades, es necesario que se consuma de la siguiente manera para que realmente se pueda disfrutar de los beneficios nutricionales que provee esta fruta en concreto:

  1. Consumir la pera totalmente cruda (previamente lavada por supuesto). Al cocinarse la pera pierde varios de sus nutrientes particulares.
  2. Comer la pera con piel: En esta, se puede encontrar una gran cantidad de fibra y antioxidantes que complementarán tu dieta cotidiana.
  3. La pera debe estar madura para ser consumida, esto debido a que mientras más madura esté la fruta, mayor será la cantidad de flavonoides y vitaminas que ésta tendrá en su interior.

Puedes incorporar la pera como merienda de media mañana o como postre para tus comidas. Trata de seguir una dieta que se amolde a tus necesidades nutricionales para conseguir los mejores resultados. ¡Consulta a un especialista o nutricionista para un asesoramiento más certero y profesional!

Comentado lo anterior, se puede agregar como recomendación que tomes y consumas aquellas peras que no estén golpeadas. Puedes testear si esta fruta está en condición de consumo al tocar la parte superior de la misma (cerca del rabito). Esta parte debe estar blanda y consistente.

Para el caso de conservación de la pera, se recomienda valerse de bolsas de plástico, colocando dentro de estas las frutas y dejándolas en un lugar fresco, seco y protegido de la luz. También puedes dejarlas en el refrigerador aunque tendrás que colocarlas en la zona menos fría de la misma. ¡La pera puede aguantar hasta 4 días si se compró en su punto ideal de consumo!

Con todo esto dicho, solo vale preguntarse lo siguiente: ¿qué esperas para aprovechar todas las propiedades de la pera en tu día a día?

Deja una respuesta