Esto no es un mercado...

Esto no es un mercado... Todavía
Nuestro mercado nació en 1944 y somos el mercado municipal de Lavapiés. Ya sólo con esto, nuestra carta de presentación debería ser suficiente, tantos años dando servicio a los vecinos del barrio y de alrededores… ¡Cuánta vida hemos vivido, qué maravilla! Por que qué es un barrio sin mercado y qué es un mercado sin barrio. Allá donde los carros rebosan y las despensas se llenan, allá donde l@s vecin@s se encuentran, allá donde el barrio late. 
 
Nuestro edificio podría parecer una iglesia por fuera, pero no; lo que somos es un templo del buen comer y mejor beber, somos un abastos en el que encontrarás todo lo que necesitas y más que va a venir, no nos quites ojo de encima… 
 
Durante nuestros muchos años de existencia, hemos pasado por muchas fases y, después de años dando más de beber que de comer, rectificamos -que es de sabios- y volvemos a ser el mercado que Lavapiés se merece. Porque la vida es eso que pasa entre que te encuentras, cambias y vuelves a encontrarte… Acompáñanos en nuestro viaje al centro del abastos. Vamos a recuperar el cuarto y mitad por aquí y el a cómo está el jarrete, un puñado más de judías y guárdame el primer bonito del norte que te llegue, que viene la familia. Así, a voces de puesto a puesto, con energía y buen género. Un abastos como el de antes, unos puestos como los de siempre y un poco, también y por supuesto, de lo de ahora. Ese es nuestro sueño. 
 
Así que, durante los próximos tiempos, nos verás avanzar y cambiar. Verás cómo probamos y cómo nos equivocamos, pero aprendemos… ¡vaya si aprenderemos! Y alguna acertaremos y por ahí vamos a tirar, hasta encontrar el lugar en el que queremos estar. 
 
Así que pedimos la palabra porque tenemos mucho que decir. Queremos hablarte del nuevo Mercado de San Fernando que está por venir, de nuestro nuevo YO en el que estamos trabajando; el del mandil y los cuchillos bien afilados, el de la fruta y la verdura, el del pescado tan fresco que casi colea el de esa carne a la que apetece hincarle el diente sólo con mirarla… 
 
Estamos dándole duro para poder volver a ser tu despensa y tu mercado, con un abastos bullicioso, con su alegría y su mundanal ruido. Estamos volviendo y queremos que lo sepas. 
Hagamos barrio, vecin@s, construyamos mercado; vamos juntos de la mano. 
 
¿Nos sigues?